sábado, 18 de octubre de 2014

Curiosidades del mundo: Tu cara a partir de un chicle tirado en el suelo

¡Hola sintonizados!

Hoy os traigo una entrada más de la sección más curiosa de blogger, nuestra Curiosidades del mundo. Y, además, el tema de hoy os sorprenderá... ¡Atentos!

En Estados Unidos, Heather Dewey-Hagborg realiza un trabajo de lo más curioso. Recoge un tipo de desechos muy particular que podemos encontrar frecuentemente por las calles, ¡los chicles que la gente tira y quedan adheridos al suelo!

Lo mas sorprendente es que esta tarea tiene una finalidad que va mucho más allá de lo imaginable: A partir de las mencionadas muestras, Heather extrae mediante diferentes procesos el ADN de las mismas, y con él... ¡Realiza una escultura en 3D del rostro de la persona que tiró el chicle!


Y es que, gracias a toda la información que contiene nuestro ADN, y a los diferentes instrumentos capaces de descifrarla, es posible sacar un modelo aproximado de los rasgos faciales de esa persona, que determinan aspectos como la forma y tamaño de la nariz, el color de los ojos, etc. 

Con ello, Heather ha creado una exposición en la que se pueden apreciar los rostros de distintas personas de características muy diferentes, todas ellas anónimas y que, en algún momento, tiraron un chicle al suelo.



No es posible saber cuánto se parecen las obras a los verdaderos portadores de las muestras ya que son anónimas, y todas las esculturas muestran a las personas a la edad de cerca de 22 años. 

Además, este tipo de esculturas no muestran modificaciones que voluntariamente las personas se hayan hecho, como operaciones, pircings, botox, o cambio de color del pelo.


Hay quien considera este tipo de "arte" de lo más siniestro, pero sin duda en lo que todos coincidimos es en los sorprendente que resulta. ¿Qué opináis vosotros? 

7 comentarios:

  1. Hoola!!
    GUAU.... como avanza la tecnología... impresionante!
    Besos<3

    ResponderEliminar
  2. ¿A quién se le ocurre eso? Es raro pero increíble.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Vaya, ¿pero en qué pensaba el hombre este? Opino como Sonne: Raro pero increíble. Es realmente asombroso... Imagina que uno de esos chicles era tuyo y te lo encuentras ahí, jaja.

    ¡Gracias por la entrada, Mocca, muy interesante!

    ResponderEliminar
  4. La gente se aburre mucho eh! Jajaja sorprendente si es!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. ¿Que pasaría si le doy un chicle a un perro?

    ResponderEliminar
  6. A ver si así por verguenza la gente deja de ser tan guarra (?) xDDD

    ResponderEliminar

Cuando dejas un comentario, me alegras el día. ¡Gracias!

Los comentarios que contengan spam o sean abusivos serán eliminados.